COMO TRABAJAMOS:

Tras un análisis de la población local, sus usos y costumbres, teniendo en cuenta el funcionamiento general de las ONGs locales, así como después de escuchar a sus habitantes, y de realizar una observación exhaustiva de sus condiciones de vida y considerando los diferentes factores que les afectan, creemos que es importante ayudar a las comunidades rurales de la provincia de Nusa Tenggara Barat en su desarrollo, para proteger a la infancia de esta zona. Para conseguirlo, desde la ONG Balanced World se han diseñado, con y para la comunidad, una serie de líneas de actuación, para mejorar la calidad de vida de su población infantil y orientar y apoyar a las ONG´s que funcionan a nivel local.

Partimos del concepto Desarrollo Comunitario que tiene como objetivo principal conseguir el bienestar social, a través de un proceso educativo destinado a la consecución de cambios en comunidades vulnerables o con dificultades para la utilización de los recursos disponibles, y que exige la participación voluntaria, responsable y activa de las personas que componen dicha comunidad, guiado por la intervención de agentes especializados.

Este concepto, es necesario conectarlo de forma estrecha con otro, la innovación. Coincidiendo con el último informe de UNICEF (2015), sobre el Estado Mundial de la Infancia: “Reimaginar el futuro. Innovación para todos los niños y niñas”, consideramos que es necesario aprovechar la innovación tecnológica para el desarrollo de las comunidades más desfavorecidas, tratando de que produzcan un beneficio directo en la situación de la infancia. La intención es acercar la innovación a lugares donde no llega y aprovechar la oportunidad que nos da un mundo tan conectado, para vincular las soluciones, con los lugares que las necesitan o presentan problemas. Promovemos el protagonismo de la propia comunidad, conocedora de sus dificultades, tanto en el diagnóstico de necesidades, como en la elaboración y utilización de tecnologías innovadoras, adaptadas a su realidad y recursos disponibles, para solucionar o abordar esas necesidades de una forma sostenible.

Si conectamos adecuadamente el desarrollo comunitario, con la innovación tecnológica y el empoderamiento de la población, llegamos al punto de partida de la intervención que proponemos con las comunidades de Nusa Tenggara Barat.    

Partiendo de un riguroso diagnóstico de riesgos y fortalezas de la población, se pretende focalizar el objetivo general de la intervención hacia el fortalecimiento de las capacidades propias, ajustándonos a las necesidades expresadas por la población y a la garantía de cobertura de las necesidades más básicas. Desde un respeto total y absoluto hacia su propia cultura, en coordinación y desde el acuerdo y la colaboración con las ONGs locales, se promueve la capacitación de la población a través de la educación, como arma más poderosa para la superación personal y social. La comunidad tiene el poder si es capaz de encontrar en ella misma la forma de afrontar sus propios problemas y hacerse más resiliente. Los individuos resistentes contribuyen a construir comunidades resilientes, preparadas para superar las dificultades y salir fortalecidas de ellas.

Estamos trabajando para conseguir un compromiso público o estatal, al menos en tareas de planificación, evaluación, creación de servicios y apoyo logístico y financiero, aunque sea a un nivel modesto o inicial, que nos ayude a conseguir un mayor desarrollo comunitario.

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram