AYUDA HUMANITARIA EN SITUACIÓN DE DESASTRES:

Indonesia se encuentra situada en el llamado anillo de fuego del Pacífico, por lo que es un país susceptible de sufrir desastres naturales: erupciones volcánicas, terremotos y maremotos. Es el primer país en relación con el número de volcanes activos (127) y ha sufrido numerosas catástrofes naturales que han asolado poblaciones enteras en las últimas dos décadas. Como ejemplo se encuentra el tsunami ocurrido el 26 de diciembre de 2004, el terremoto de Padang en septiembre de 2009.

Recientemente se han producido nuevas catástrofes que han producido efectos nefastos sobre la población, dejando a poblaciones enteras en situación de extrema vulnerabilidad. En 2017, la erupción del volcán Agung, en la isla de Bali dejó más de 135.000 personas desplazadas durante semanas de sus hogares, produciendo daños materiales sobre sus cosechas y animales. Los terremotos del verano de 2018, en las islas de Lombok y Gilis, dejaron 525 personas fallecidas, más de 1.700 personas hospitalizadas y unas 600.000 personas desplazadas. Unas 100.000 casas resultaron dañadas, más de la mitad de forma grave, así como 671 centros educativos, 52 hospitales, clínicas y farmacias y 128 lugares de culto. Y por último, el terremoto y tsunami que azotó la isla de Sulawesi a finales de 2018, dejando más de 1250 personas fallecidas y un incontable número de personas heridas, desaparecidas o que perdieron sus hogares.

La ONG Balanced World responde frente a las catástrofes naturales que se producen el sus áreas de actuación, dando una repuesta inmediata ante las crisis de emergencia humanitaria: diagnosticando necesidades, proporcionando a la población afectada materiales de primera necesidad, dando apoyo psicosocial y ayudando en la organización de campamentos.

 

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram